Foro de rol centrado en una academia artística, la cual descubre que tocar un instrumento puede hacer más que sólo producir sonido ..¿Te atreves?
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 En busca de su señor. [Privado]

Ir abajo 
AutorMensaje
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: En busca de su señor. [Privado]   Lun Nov 16, 2009 9:30 pm

Volviendo de la academia de artes el sirviente portaba valiosa información para su señor por lo que no pudo evitar acudir tan rápido como pudiese a informarle; es decir al instante.
Afuera apenas una claridad indicaban el inminente amanecer y el único sonar de un reloj de la mansión marcó las 5:30 de la mañana.

------------------------------------

En la sala.

Moviéndose una biblioteca separándose un poco de la pared asomó entre estas la cabeza del peliblanco y la muñeca espiando en el interior de la habitación - ¿Señor? - murmuró esperando respuesta - Nada. Debió sentir hambre. - opinó la cascosa y burlesca voz, el peliblanco sonrió alzando su índice - ¡Yara! ¡La cocina! ¡Seguro se le apetecía pastel! - dijo con alegría volviendo a meter su cabeza tras la biblioteca y desaparecer entre las sombras.

------------------------------------

En la cocina.

El sonido de algunas ollas caerse hicieron eco en el silencio del hogar y la puerta de la alacena se abrió saliendo de esta el peliblanco con una olla a modo de sombrero y una tapa rodando hasta dar con una mesada del medio de aquella amplia cocina - ¿Yara? ¿Señoo~or? - sin obtener respuesta cerró la puerta de aquella alacena con él dentro abandonando así aquella habitación.

------------------------------------

En el dormitorio principal.

El silencio así como la oscuridad eran rey y reina de aquella estancia, las pesadas cortinas estaban cerradas impidiendo que los primeros rayos de la mañana interrumpieran el sueño del matusaleno. Desde debajo de la cama la figura del sirviente se deslizó hasta sacar medio cuerpo fuera del resguardo de las sombras, la muñeca se mantenía acostada sobre el pecho de este y su mano derecha la abrazaba para sostenerla en el lugar. Sonriendo que finalmente había encontrado a su señor se sentó en el piso y asomó su cabeza por el filo de la cama a la altura de las almohadas - ¡Yara! ¡Le encontré señor! - casi gritó en alegría con aquel tono molestamente feliz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Lun Nov 16, 2009 9:42 pm


La estancia estaba sumida en una densa oscuridad. En efecto las cortinas se encontraban cerradas, prohibiéndola a la luz irrumpir en ese impío lugar. Las pocas velas que habían dispuestas en la habitación permanecían apagadas, e incluso, de apreciárseles de cerca, podría notarse que estaban intactas, sin usar. La decoración era, evidentemente, elegante. Los muebles que habían allí se habían mandado a hacer para el conde, quien no pretendía comprar algo mundano, y en ello se habían usado las más finas maderas, y en algunos casos, metales.

Contra una de las paredes había una amplia cama matrimonial en donde descansaba una única criatura. Se había acostado encima de las sábanas y del edredón color carmín. Vestía con la misma elegancia que ocuparía en visitar alguna otra mansión. Sus manos permanecían a la altura del abdomen, con los dedos entrelazados. De no conocérsele, cualquier persona que hubiese irrumpido en su habitación y le hubiese visto tendido, frío, pálido e inerte sobre su lecho, hubiese pensado que el conde estaba muerto. Claro está, quien hubiese hecho esa hipótesis estaría totalmente en lo correcto, salvo que pensase que, por estar muerto, no abriría los ojos.

Pues eso fue lo que hizo cuando oyó la voz del mayordomo. Le alertó ese súbito sonido en su habitación, en sus horas de descanso, ¡Tan temprano! Gruñó de forma amenazante y aterradora en un acto reflejo por la interrupción que había recibido, y a una velocidad pasmosa se incorporó sobre el colchón, quedando sentado. Su mano derecha hurgó debajo de la almohada en donde poseía una pequeña daga que ahora blandía con toda la atención de darle fin al invasor.

No demoró en percibir que quien había ingresado estaba junto a la cama. Veía de soslayo un rostro. Volteó rápidamente, y atisbó el rostro del mayordomo, sin embargo eso no detendría a su mano en cuanto a arrojar el cuchillo como advertencia al insolente sirviente. El filo de la daga, tras ser arrojada, cortó el aire y continuó su trayecto hasta pasar al lado del rostro del peliblanco. La hoja lamió con sutileza la piel de su mejilla y se llevó como recuerdo algunas hebras de cabello antes de seguir su camino y terminar incrustada contra un cajón.


- ¿¡QUÉ DEMONIOS HACES EN MI HABITACIÓN, EN MI HORA DE DESCANSO, SIN MI PERMISO!?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Lun Nov 16, 2009 11:16 pm

La daga pasó de largo dejando un hilo rojo atravezndo la mejilla del sirviente. Su comisura del labio tembló en un tic haciendo temblar su sonrisa y la olla sobre su cabeza se ladeó sobre el ojo faltante - ¡Ah~ ASESINO! - chilló la muñeca pues la daga pasó por el hombro donde debía haber estado la muñeca.

Sin poder articular palabra el albino levantó al mano izquierda mostrandole a su señor el libro que portaba con el simbolo mismo que su señor había visto en la mente del encapuchado. [https://redcdn.net/ihimizer/img687/2759/96205534.gif]. Dato que el sirviente desconocia. Era un libro de portadas pesadas y ennegro tenía grabado aquello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 4:11 am


- ¡CÁLLATE MUÑECA BARATA O JURO QUE TE DONARÉ A LOS NIÑOS POBRES PARA QUE TE ENSUCIEN CON SUS INMUNDAS MANOS Y DESHILACHEN TUS BRAZOS CUANDO TE JALEN PELEÁNDOSE POR VER QUIÉN JUGARÁ CONTIGO! - Aún cuando no hace falta decirlo, el enfado del vampiro era latente. Se encontraba exhausto del viaje que habían realizado a la Laguna, y sin llevar más de media hora de acostarse, era interrumpido de una manera tan poco ortodoxa.

Giró su cuerpo para poder sacar las piernas por fuera de la cama. Sus pies, apenas cubierto por unas medias de color negro, contactaban con la alfombra debajo de él. Su mano izquierda se movió hasta el rostro propio, acariciándose el tabique con la yema de los dedos índice y pulgar. Intentaba calmarse. Inhaló y exhaló, aún cuando no era necesario para él. No funcionaba. Volvió a inhalar y exhalar. Seguía furioso. De pronto alzó la mirada y observó con detenimiento el libro que le mostraba el mayordomo. Exhaló un suspiro de alivio y se rindió. No estaba en posición de enojarse ahora. Estaba de vuelta en el "trabajo".


- Si quieres que mande a formar en el establo una pila de excremento a base de todo lo que han defectado los caballos, y que sepulte allí tanto tus caramelos como a tu muñeca, será mejor que expliques en máximo diez segundos qué es ese libro, cómo lo obtuviste, y por qué no podías esperar a hablarme de él en la noche.

Levantó la pierna izquierda y depositó sobre la derecha, cruzada, mientras entrelazando los dedos de sus manos, hizo descansar éstas sobre el regazo propio. Fulminó con la mirada al sirviente, observándole a su único celo. Su mirada contenía la furia propia de quien recibió una injuria y esperaba que se le retribuyese. Despedía la frialdad propia de aquel a quien no le temblaría el pulso ni le carcomería el remordimiento al momento de tomar por el cuello al invasor. Y, por encima de todo, reflejaba la impaciencia de aquel que contaba uno a uno los segundos que transcurrían con casi mayor presición que cualquier reloj.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 1:17 pm

[Blanco – Dialogo | Violeta – Pensamientos]

Volviendo a colocar a la sublevada muñeca sobre su hombro, se emuló fuera del resguardo que le daba la cama para pararse delante de su amo tomando un porte más serio, incluso dándose el lujo de perder un par de segundos en el acto. Volviendo su mirada a la de su señor sonrió de forma tranquila y un tanto astuta - El libro es de Emili, mi señor. Ella me dijo que lo tomara de entre las pertenencias de mi anterior amo antes de salir de aquella casa, pese a que lo leí varias veces siempre tomé su contenido como ficticio. Y supuse que desearía saber todo lo pertinente al respecto lo antes posible sobretodo por la información que le conseguí… caramelo. – Perdió contacto visual con su amo al bajar la mirada a su morral y meter su mano en este para sacar de allí un dulce envuelto en brillante papel plateado.

Extendió el libro hacia su señor, este era de un tamaño considerable, unos 23 x 30 centímetros y unos 3 de profundidad. Sus tapas de madera estaban forradas de cuero amarillento con el símbolo grabado a fuego, se le veía viejo, muy viejo y vestigios de magia aún embebían aquellas páginas reinando tanto como el polvo en el volumen. En la mano que tenía el caramelo lo hizo pasar de dedo en dedo pelándolo del plateado papel hasta que este cayó al piso y llevó el dulce a sus labios volviendo a mirar a su señor en silencio - El señor debe desear una taza de té para acompañar la lectura… caramelo. - Tragó lo que tenía en su boca para volver a meter la mano en el morral desviando su mirada a este.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 2:06 pm


- Espero que estés revisando tu manga para conseguir algo con lo que recoger y botar ese papel que has dejado caer en MI suelo. ¿Verdad que sí?

Esbozó una sonrisa que contrastó con el tono amenazador con el cual el vampiro realizaba aquella afirmación, seguida de la pregunta. La forma en que sus comisuras se movieron dejaron a la vista los dos punzantes colmillos del matusaleno. Apartó acto seguido la mirada de la de su mayordomo, y la bajó hasta el libro que ahora poseía en ambas manos. Acarició la portada y detalló su superficie con la yema de los dedos, confirmando la cobertura de la misma así como que el grabado había sido efectivamente en fuego.

Decidió abrir el libro. Su mirada pasaba por encima de las hojas con lentitud y cuidado, para estudiar lo que había en su contenido. De ser en un idioma accesible para él, para entenderlo, y de no serlo simplemente para intentar localizarlo o en su defecto hallar gráficas que permitiesen algo de comprensión al respecto. Mientras sus dedos movían con cuidado las amarillentas hojas, el varón volvía a tomar en cuenta la presencia del mayordomo.


- ¿Cómo esto puede "pertenecerle"a una criatura que no puede moverse? Y, ¿Es en este libro en donde leíste sobre los guardianes del velo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 3:57 pm

[Información del libro en mi pm:

El libro está en inglés, escrito a mano en una caligrafía fina, pareciera ser femenina por su soltura y curvas rebuscadas. Pero esto solo en el epílogo pues después la letra es claramente de alguien más, una letra manuscrita más simple y tosca, incluso apurada haciendo ilegible algunas partes.

Texto.-

Epílogo.
Guardianes de las puertas de la Atlantis y el Abismo, Herederos de la Atalaya del Sello de la Protección y la Espada de la protección, Reino de las Sombras y Morada de los Sabios.

Capítulo I.
Guardianes y conspiradores aquellos que cuidan las Puertas del conocimiento, la misma Atlantis así como la puerta del Abismo, caminan por la Senda del Conocimiento, pisando los estériles páramos y los ríos negros del Reino de las Sombras y Morada de los Sabios para alcanzar la Atalaya del Sello de la Protección.
(..)

Capítulo II.
Ocultos entre las sombras – letras incomprensibles, parece que agua o algo similar se ha volcado sobre esta página dejando pocas cosas legibles - esconden sus actividades ***** ** *** ocultando conspiraciones útiles y mitos a los ojos de la historia, y usando planes, complots y cuchillos para proteger a los ***** ** * * **** * algo que es llamado “El Laberinto” entre ellos.
(…)
* ** ***** ** un mal necesario y muchos son vistos como desagradables pero valiosos aliados. Nada de ellos vendrá gratis pero ** ***** ** mas allá de la imaginación. Esta ayuda no es siempre voluntaria, pero los Guardianes experimentados aprenden a acumular conocimiento acerca de los esqueletos en los armarios de los *** *** **** y a aprovecharse de este conocimiento. Por encima de todo los Guardianes han aprendido a moverse en el mundo sin ser vistos, * *** ******* *

- En el medio del libro hay una página hecha de madera fina que dicta lo siguiente en ingles en fina caligrafía gótica. Con una firma en tinta marrón… pese al tiempo que tiene, no huele a tinta si no a sangre, pero esto solo un vampiro, lycan o demonio podrán apreciarlo. -

¿Te resistes a mí? ¿A mí, que caminé a través del fuego sin ser quemado? Veo a través de tus defensas y las desvelo con una palabra. No te atrevas a desafiarme.

Los Protectores del Camino del Conocimiento.

- Pasando esta pagina hay una caja formaba con la contratapa del libro y el reborde de este simulando mas paginas, está vacío pero era obvio que guardaba algo. -]

Su pie movió el papel en el piso y se inclinó a tomarlo antes de enfadar más a su señor guardándolo, efectivamente, dentro de su manga mientras pelaba el segundo y se lo llevaba a la boca procurando meter el papel en su manga - ¡Es mío! – exclamó la muñeca al parecer no muy conforme que se le entregase aquel libro al vampiro - Ella me dijo que era suyo y le creí, yara~. No tengo por que dudar de su palabra ¿Yara Emili? - preguntó mirando a la muñeca con una sonrisa a lo que esta respondió - ¡Claro! - la sonrisa se amplió y volvió a mirar a su señor mientras este leía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 10:41 pm


Empezaba a fruncirse el entrecejo del vampiro conforme leía el libro. La información no era lo que le ponía de mal humor, sino que precisamente aquellas palabras borradas por motivo de algún líquido le impidiesen, ahora, saber de forma completa el contenido de aquel texto. Levantó una ceja cuando alcanzó la página intermedia que poseía la curiosa frase en cuestión.

Después de haber examinado el libro, su pulso temblaba. Podía notarse este detalle por cómo el objeto que traía entre sus manos reflejaba este suceso.


- Hay páginas en donde parece haber caído agua... Espero, Break, que no hayas accidentalmente manchado las páginas con dulce y que me equivoque al temer que en un intento por enmendar tu error hayas pasado agua por las páginas dañadas para limpiarlas... ¿Verdad que me equivoco? Ya que no me gustaría tener que atar tus extremidades a unos caballos, o en su defecto a bueyes, y hacerlos andar para que poco a poco fueran dislocando tus brazos y piernas hasta, ¡Y hasta en el peor de los casos arrancártelos! Tampoco me gustaría mezclar, a tus espaldas, algunos de tus dulces con algo de veneno para que te queme las entrañas y te haga agonizar hasta tu último minuto de vida... ¿Verdad que me equivoco al pensar que fuíste tú?

Aunque su voz intentaba contener el creciente enfado que sentía, lo hacía sin mucho éxito. Su sonrisa era forzada, y no parecía ir acorde al resto de su expresión iracunda. Cuando acabó de hablar, y aquel libro no tenía, por el momento, ninguna utilidad hasta el próximo examen que le hiciera, lo dejó sobre su regazo, acariciando su superficie de manera ociosa y distraída. Carraspeó un poco la garganta, y fijó de nuevo su mirada en el mayordomo a la espera de su respuesta, mientras que, pretendiendo darle timpo para organizar sus ideas, añadió en voz ya más amable.

- Pues bien. Quienes viven en mi mansión y comen en mi mansión trabajan para mi o son mis huéspedes. Solo acepto por huesped a gente noble o de estirpe importante. Quienes trabajan para mi me pertenecen. Sus vidas son mías, así de fácil. Y tú, Emili, no eres de un linaje que a mi me interese. Por lo tanto, o trabajas para mi o dejas de estar dentro de mi propiedad. Si dejas de estar dentro de mi propiedad, deberás irte sin Break, él es mi propiedad también. Si por el contrario trabajas para mi, tú me perteneces, y tus pertenencias son más mías que tuyas. Por lo tanto este libro es más mío que tuyo, y por lo tanto, gracias por devolverme lo que me pertenece. - Tras la larga sucesión de premisas, razonamientos y conclusión, le dedicó una sonrisa a ambos por igual. Cínica, como esas que a él tanto le fascinaban.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Mar Nov 17, 2009 11:43 pm

Cada palabra de su amo secaban la sonrisa del sirviente haciendola notar cada vez más forzada, aunque cuando este terminó de hablar pestañó y inclinó su cabeza de manera gracil y natural - ¿Desea un té, señor? - al ofrecimiento cerró el único ojo que poseía y antes que la muñeca hablase la mano del albino la cayó al presionarla contra su hombro - ¡Mhaghaghgghggmmgm! - - Emili dice que fue un placer regresarle su libro, señor. -

Como si recordase algo en aquel instante metió su mano en el interior de su manga sacando un papel doblado el cual entregó al mayor - En la Academia de Artes había una noble, Miss Lunne Lovecraft, que buscaba información sobre "los encapuchados", según ella, fue victima de una visión donde le mostraron estos dibujos y vio a dos hombre, uno con túnica oscura y otro de túnica verde. Ella dijo: “Testigos del camino divino y defensores de creencias vacías que ellos no recorren”. “En siete lunas los planetas se alinearán y la magia desaparecerá. Todos “nosotros” moriremos, nos extinguiremos. La respuesta está en los cinco sellos” Eso es lo que me dijo. Por supuesto, señor, no dije nada. - sonrió de una manera un tanto más astuta dejando su infantilismo de lado, obviando también la muletilla.

El papel tenía el siguiente dibujo y texto.

“Testigos del camino divino y defensores de creencias vacías que ellos no recorren”

///////////////////////////////////////////////////// (tachón)

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Vie Nov 20, 2009 10:28 pm


[Lo que ponga en "quote" tómese como que Alexander lo recita en voz alta.]

Citación :

Epílogo.
Guardianes de las puertas de la Atlantis y el Abismo, Herederos de la Atalaya del Sello de la Protección y la Espada de la protección, Reino de las Sombras y Morada de los Sabios.

- "Guardianes de las puertas de la Atlantis y el Abismo". Según Emili, ellos eran los "Guardianes del velo", y según El Alquimista, la isla que estaba en la laguna era parte del velo. Esa isla debe de ser "La Atlantis", "El abismo", "La Atalaya", "El reino de las sombras" o "La morada de los sabios". Quizá hasta las cinco cosas sean la misma con otros nombres. - Las afirmaciones que salían de su boca evidentemente eran dirigidas hacia el mayordomo. Aún sin habérselo ordenado, estaba exigiendo su opinión.

Citación :

Guardianes y conspiradores aquellos que cuidan las Puertas del conocimiento, la misma Atlantis así como la puerta del Abismo, caminan por la Senda del Conocimiento, pisando los estériles páramos y los ríos negros del Reino de las Sombras y Morada de los Sabios para alcanzar la Atalaya del Sello de la Protección.

- Definitivamente esos encapuchados son los "Guardianes y conspiradores". "Cuidan las Puertas del conocimiento, la misma Atlantis, así como la puerta del Abismo". Su "base" está en la laguna de los no-muertos, así que ese lugar debe tener algo importante. La isla, seguramente. Eso reduce, de los cinco nombres que dijimos, dos posibles para esa isla: La Atlantis y El Abismo. - Se mantuvo unos segundos en silencio mientras meditaba. - ¿"Páramos estériles" y "Ríos negros"? ¿Será una metáfora? ¿O se referirá justamente a la laguna?

Citación :

Capítulo II.
Ocultos entre las sombras – letras incomprensibles, parece que agua o algo similar se ha volcado sobre esta página dejando pocas cosas legibles - esconden sus actividades ***** ** *** ocultando conspiraciones útiles y mitos a los ojos de la historia, y usando planes, complots y cuchillos para proteger a los ***** ** * * **** * algo que es llamado “El Laberinto” entre ellos.

- "Ocultos entre las sombras", definitivamente los encapuchados. ¿Ocultan conspiraciones útiles y mitos a los ojos de la historia? Hum... Eso nos indica que no solo se dedican a cuidar el sello. Deberemos averiguar sobre "El Laberinto".

Lo demás lo recitó en voz baja. Era la segunda vez que lo leía así que ese sector restante no era algo que, al menos por el momento, pretendiese compartir con el mayordomo. Cerró el libro con algo de fuerza, produciendo un súbito sonido que se esparció por la habitación. Dejó el objeto sobre su regazo y alzó la mirada hacia Break, para poder observarle a su único ojo y poder ingresar a su mente, al mismo tiempo en que, con voz ya más calmada, empezaba a hablar.

- El Alquimista sabe que cuando "algo" ocurra, algo que él teme, todos los "no-humanos" morirán. La señorita Lovecraft por otra parte dijo que "la magia desaparecerá", y que "Todos nosotros moriremos". Sumando ambas cosas, pareciera que a lo que se refiere esta... ¿Profecía? Es a que todas las especies mágicas falleceremos. ¿Lovecraft dijo "Nosotros"? ¿Era ella una humana? - Nótese que tenía en claro que el Alquimista jamás informó abiertamente sobre ese conocimiento, más poco o nada le importaba aquello. No tenía que darle explicaciones a su mayordomo. Con su mano izquierda sujetó el papel que le ofrecían, y observó durante unos momentos los dibujos. Sin demora, volvió a ver el ojo del mayordomo. - Para promover tu cooperación y tu seriedad, y para que te tomes un poco más en serio este tema, te diré que el problema en el que nos hemos involucrado podrá hacer que finalmente tu amo te ofrezca la inmortalidad. Si en los días venideros demuestras ser útil, ser obediente, y no ocultarme nada, podrás unirte a las filas de los hijos de la noche. ¿Qué opinas?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Sáb Nov 21, 2009 5:41 am

Mientras su señor hablaba el mayordomo se mantenía serio, atento a lo que él decía. Razonando lo que él le decía, su mente se ataviaba de cosas y su ojo se mantenía fijo en el libro mientras este leía y razonaba en voz alta a la par de su sirviente. - Atralntis… Abismo… - murmuró apenas en un murmullo - Cielo e infierno – terminó los pensamientos la muñeca en una voz más audible.

Siguió en silencio asintiendo con la cabeza hasta que recordando tomó un caramelo el cual llevó a su boca. El sonido del libro al cerrarse le sobresaltó pues su mente estaba metida en sus propios pensamientos, el papel cayó de sus dedos cubiertos por sus mangas y miró por acto reflejo a su señor. Nuevamente el albino era un libro abierto para el pelinegro.

A medida que él hablaba la mente del albino desplegaba una cantidad absurda de información que no parecía representada en su mirada ida y sonrisa pastosa e infantil. Lo primero que le vino a la mente fue la imagen del encapuchado - El encapuchado no dijo nada de eso… Debió hablar con ellos cuando yo fui a la academia, no, no darían los tiempo, viajo instantáneamente, si el se hubiese retrasado cuando yo llegara no estaría en su cama. Por su posición solo llevaba unos 20 minutos dormidos, no mas, el tiempo que tardaría desde el rió hasta aquí le daba justo... - el razonamiento se perdió cuando el nombre de la noble fue mencionado, la imagen de la joven llegó a su mente, ella caminando entre las estanterías rozando los libros con sus dedos. - Ella tenía un aura extraña, mágica, alteró a Emili… a parte ella dijo que lo vio en una visión, solo criaturas mágicas tienen visiones… - Sonrió a sus amplias cuando él le dijo de su inmortalidad - ¡Yara, señor! – - Años llevo esperando a que este condenado se decidiera, ya poco tiempo me queda... – una imagen apareció en su mente, un recuerdo del lavado el sonido de la tos y sus manos apoyadas a ambos lados, en el borde del lavado estaba la muñeca sentada, la tos se hizo mas fuerte y la sangre cubrió la blanca superficie de porcelana. Un pestañeo del albino cortó por un instante el recuerdo y le devolvió a la realidad.

- Miss Lovecraft dijo tener visiones, esto la hace un ser mágico, hechicera u otra cosa, pero algo de magia posee… Emili estaba inquieta… creo que era hechicera, Emili se inquieta con los hechiceros pues fue uno quien la selló donde está ahora… Me inclino a que es hechicera, señor… un presentimiento más de Emili que mío.- cerró su ojo y sonrió con inocencia - Yara~ recuerde que sea una muñeca sigue siendo un demonio, señor. – volvió a abrirlo y mirarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Sáb Nov 21, 2009 8:40 pm


El vampiro observó por un instante a la muñeca cuando Break le recordó que era un demonio. Lo sabía, pero era bastante fácil olvidarlo. Una mueca burlona se formó en su rostro al momento de hablar.

- Pues si así son los demonios, no tenemos que temerle al infierno. - Tras haber hecho su sarcasmo del día, regresó la mirada hacia el ocelo del albino para poder regresar al interrogatorio. - Muy bien. Ya me has dicho lo que la señorita Lovecraft te comentó. Ya me has dado el libro que contiene algo de información. Ahora es tiempo de que tanto Emili como tú, Xerxes, me digan lo que saben por su cuenta. Emilie llamó a los encapuchados "Guardianes del velo", y en ninguna parte de este libro hablan de "El velo", solo hablan de guardianes del sello, del conocimienot, etcétera. ¿Cómo se enteró ella? ¿En el pasado interactuó con esa secta?

Abrió un cajón que había junto a su cama, y depositó dentro de él el libro que le había sido otorgado, para poder tenerlo en un lugar medianamente seguro. Luego cerró el cajón, con satisfacción, y volvió a ver al mayordomo a "los ojos". Incluso se levantó de su lugar, caminando hacia el individuo la corta distancia que les separaba. Le costaba no sonreír ante las ideas de Break, como la osadía de pensar en él como un "condenado".

- Según hemos recopilado, los encapuchados cuidan un sello que, cuando las siete lunas estén alineadas, de no estar completo acabará con todas las criaturas mágicas. Los encapuchados temen por sus vidas, así que pensaré que también son seres mágicos. El sello está compuesto por cinco pilares y cinco llaves. Según Alquimista me dijo... - Sonrió, nuevamente haciendo acopio de una información que adquirió de la mente del guardian. - ... ellos tienen una llave, y las Skykeeper tienen otra. Nos faltaría descubrir el paradero de la que nos faltan. También hay un pilar en las propiedades de Skykeeper. Alquimista dijo que perdieron los sellos y los pilares por perder terreno ante los "nobles y demás hechiceros". Así que las llaves que nos faltan por conseguir seguramente deben pertenecer a una de esas dos categorías. - Cuando alcanzó a su mayordomo, le tomó del mentón con su mano enfundada en el guante de seda, alzándole un poco el rostro para que continuase viendo a su señor a los ojos. - ¿Qué bando tomaremos, Break? Eso también es una pregunta importante. Por lo visto, ellos buscan proteger a las criaturas mágicas. Si ellos fallan, nosotros morimos. Así que si vamos a recolectar esos curiosos objetos, será para dárselos. Ellos sabrán mejor que nosotros qué hacer con las llaves. Esmérate, porque si fallamos no solo perderas la oportunidad de ser un vampiro, sino que también morirás. Tanto tú como tu Emili.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Sáb Nov 21, 2009 10:26 pm

Al comentario sarcástico el sirviente miró a la muñeca - ¡Mal educado! ¡Como que estuviese liberada te metería una muñ..¡Mghghhhgmmmgm! - nuevamente la mano cubierta por la larga manga del albino apretó la cabeza de la muñeca contra su cuello. A medida que su señor seguía hablando y la muñeca se calmaba apartó su mano, como era de acostumbrar y por respeto se quedó mirando con su único orbe a la mirada de su señor, prestando atención a sus palabras que solo eran un eco en la cabeza del mayordomo, pues repetía todo lo que su amo decía. Pero cuando mencionó lo que Emili sabía aquel eco se deshizo - ¡!... ¿Cómo no me había dado cuenta? Muñeca desgraciada me está ocultando cosas… - Por fuera seguía mirando a su señor pero el contacto visual se rompió al girar su rostro a la muñeca por una fracción de segundo y volver a mirar a su señor.

Mientras él hablaba algunas palabras hacían eco y otras se supermontaban con las del vampiro, todo en la mente del albino- ¿Siete lunas alineadas? Creí que refería a siete lunas como medida de tiempo… Me pregunto si en esta semana habrá luna nueva… en caso que la haya ¿contará en los siete días?... – Pestañó un par de veces cuando su señor seleccionó palabras refiriendo al Alquimista - ¡Tsk! ¡Juntó más información mientras no estaba… si volvió a hablar con él… pero ¿como? Los tiempos no le daban, debió viajar por tierra o mar, él no puede viajar instantáneamente, si habló con el encapuchado debió haber llegado más tarde y me aseguré que él llegase a tiempo… Tsk.. no se me pudo haber escapado un dato así de él… A no ser que esté mintiendo. ¡Llaves! Hablan de llaves y pilares, pero ¿Cómo se relacionan una cosa con la otra? ¿Si en realidad las “llaves” son los libros y la palabra llave es solo un nombre a los objetos por “abrir” algo? Los pilares. Si hay uno en Skykeeper es mejor que valla a ver, podré ir mientras el señor va a buscar su comida, siempre se tarda. – los pensamientos se intercalaban con imágenes, recuerdos relacionados pero irrelevantes, algún día de él mismo mirando la hora mientras esperaba a su señor, algún rumor que escuchó sobre los encapuchados mientras hacía las compras.

Al ser tomado del mentón alzó su rostro al mayor pestañando un par de veces, su sonrisa se borró pero su expresión fue un tanto entre sumisa e incomprensión, sin embargo dentro de su inocente mirada su mente se sobresaltó - ¡Maldito homosexual! ¡Ni se te ocurra besarme! Ya lo esperaba yo… nunca con mujeres seguro tarda en ir por alimento por hacerse dar por algún vagabundo… y con esos gustos tan afeminados… Argh… ¿Por qué me mira tanto? Hasta parece enamorado el condenado… Deberíamos estar del lado de ellos, mi señor… Y pierda cuidado, señor, le soy fiel, tanto yo como Emili, puede confiar que haré todo lo que está en mis manos para ayudarle a resolver esto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Sáb Nov 21, 2009 10:41 pm


Seguramente se enojaría de haber oído algo así salir de la boca del mayordomo, no obstante, el hecho de que éste lo pensara le producía, más que ira, gracia. Se jactaba por dentro, pues aquella osadía de su parte demostraba que no tenía ni la menor de la lectura mental de Alexander. Además, sabía que llegado el momento saldaría cuentas con el mayordomo, encargándose de que pagase palabra por palabra. Para poder acentuar aquella incomodidad en el albino, extendió el dedo pulgar hasta su labio inferior, acariciándoselo en toda su longitud, desde una comisura hasta otra. Luego, como si de un niño se tratara, le soltó el mentón y colocó dicha mano en su cabello, agitándola de forma brusca para poder despeinar, aún más, al individuo.

- Me alegro mucho de que me seas fiel, Xerxes. De verdad. A veces temo que solo fueras como esos mayordomos típicos, que le sonríen a sus amos y por dentro piensan las peores cosas de ellos. Porque yo odio la hipocrecía, ¿Sabes? Me gusta aplicarla, por pura diplomacia, pero no me gusta que me la apliquen. Si fueses como esos mayordomos de pacotilla me vería obligado a atarte. Sí, atarte de manos y de piernas. Con tanto dinero que tengo, pediría que me trajeran de otro continente esos curiosos escarabajos de los que he oído, que suelen comer carne. Creo que más que nada carne de carroña. Y los introduciría en ese ojo vacío para que te comiecen por dentro mientras yo lo observo minuto a minuto, aún si demorasen días.

Su mano bajó lentamente desde la cabellera hasta una de sus mejillas, dándole en la misma una caricia y finalmente una palmada. Retrocedió, para alejarse de él, sin dejar de observar sus ojos.

- Pero volviendo a lo importante. Ya que hay un pilar en territorio Skykeeper, deberemos averiguar. Bien sea haciéndoles una visita, o bien sea enviándote a ti a que investigues. La llave será otro problema, luego pensaré en cómo la recuperaré. Deberás estar muy atento a las cosas que oyes, y averiguar cuanto puedas sobre la localización de las demás llaves que nos faltan. Ya sabes: nobles y hechiceros. Creo que esos son los secretos. Igualmente si descubres sobre otro libro así, intenta ojearlo. Pero que ahora tu muñeca me responda, ¿Donde oyó sobre los guardianes del velo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Sáb Nov 21, 2009 11:44 pm

- Oh por Dios… No... no… que no me toque así… - se repetía en su mente mientras sus labios solo se separaban ante la caricia y su mirada se desviaba al bajar su orbe en un gesto apenado. Sus ojos se cerraron cuando la mano de su señor lo despeinó haciéndole agachar un poco la cabeza y apretar sus puños dentro de sus mangas por el gesto que le hacía erizar la nuca. Cuando se apartó levantó su mirada abriendo sus ojos, despeinado ambos ojos estaban a la vista, o mejor dicho, el ojo carmín y la cuenca vacía que mostraba solo oscuridad cuando su parpado se alzaba.

Un hubo pensamientos mientras el conde hablaba, solo imágenes e ideas vagas relacionadas con cada cosa que él decía y finalmente solo una sensación de miedo y un vago recuerdo de un dolor tan profundo que el conde sentiría un leve pinchazo en el interior de su cabeza, un deje de desesperación y locura que volvió a cortarse cuando el mayordomo cerró sus ojos con sus cejas contorsionadas en un gesto de molestia, al parecer el recuerdo le atormentaba a él también pero disfrazo aquello con levantar sus manos y acomodar su cabello, cubriendo convenientemente su rostro para evitar que el vampiro viese aquella expresión.

Al volver a levantar la mirada, ya con su cuenca vacía cubierta por su cabello y este medianamente acomodado. Al parecer aquel recuerdo le dejó turbado pues su mente parecía vacía y solo se repetía a si mismo que se concentrara. Sonreía como siempre, como si las palabras de su señor no le hubiesen afectado, mostrando seguridad e inocencia. Volvió a girar su vista a la muñeca, pues era a ella que le correspondía hablar. Y efectivamente, con su cascosa y molesta voz lo hizo - Aún cuando caminaba entre ustedes, con mi propio cuerpo y no dentro de este montón de trapos se hablaban de los Guardianes del Velo, como siempre fue así, hechiceros encapuchados de gran poder que era mejor no meterse en su camino ni en sus territorios. Pero por más que se hablaba, no se podía encontrar a nadie que realmente los haya visto. –
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Dom Nov 22, 2009 4:41 am


- No se conocía a nadie que los hubiese visto. Suena lógico. Si ibas en contra de ellos, te desaparecían y no se sabía nada de ti. Si ibas a favor de ellos, no dirías nada. - Avanzó hacia el cajón en donde había sido dejado el libro, y allí arrojó el papel con los dibujos que se habían hecho en la reunión con Lovecraft. - Muy bien, Xerxes, lo que haremos será lo siguiente. Primero deberemos recoger información. Tú usa tus métodos y yo los míos. Puedes preguntar sobre libros parecidos al que tú me diste, o sobre extraños pilares que haya visto la gente. Si consigues a alguien que sepa de más, puedes intercambiar nuestra información con la de ellos, como te enseñé a hacerlo, ¿Bien? Si conseguimos dos llaves más, te convertiré en uno de mi especie.

Se llevó una mano al mentón y adquirió un semblante pensativo. Debía de organizar la información que obtenía poco a poco, y no solo realizar las preguntas adecuadas, sino escoger con sabiduría los pasos a realizar. Negó con la cabeza para despejar con prontitud la mente. No debía de adelantarse demasiado a los hechos, ni hacer planes demasiado futuros. Tenía migajas de información, y debía adquirir más conocimiento al respecto antes de actuar. Aún sabiendo sobre el paradero de una de las llaves que debía obtener, no podía actuar de forma imprudente.

Llegando a esa desición, hizo un ademán con la mano izquierda, para despachar al mayordomo.


- Puedes irte por el momento. Avísale a los demás que estaré durmiendo y que no aceptaré la interrupción de nadie, ni aunque la mismísima reina venga a hablar conmigo. Eso te incluye. Si vuelves a interrumpir mi descanso el día de hoy, te sacaré el ojo que te queda, y lo haré con mis propias manos. Ahora, márchate.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Xerxes Break
Sirviente.
avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 01/11/2009
Localización : Detrás de tí, yara~

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Dom Nov 22, 2009 4:54 am

Tenía una misión, si es que quería su inmortalidad debía conseguir dos llaves... Dos de cinco, una la tenian los encapuchados... dos de cuatro. Una sabía donde estaba o al menos en las manos de que familia. Tenía mucho que hacer.

- Yara~ Descanse señor. - dijo antes de volver a meterse bajo la cama y salir de aquella habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander von Holle
Conde de Lohengrim.
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 31/10/2009

MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   Dom Nov 22, 2009 5:00 am


Ahora que el mayordomo se había marchado el vampiro se llevó ambas manos al rostro, acariciándose los pómulos y luego con la yema de los dedos índice palpándose los párpados. Estaba ciertamente agotado por el viaje, y su sueño había sido interrumpido. Pero ahora la calma había vuelto, y los nuevos datos le ofrecían mayor alivio a su mente. Nada era peor que estar en medio de las tinieblas, y así se había sentido al involucrarse sin tener la menor idea de en qué. Ahora eso cambiaba.

Lanzó una carcajada al vacío, pues nadie más se encontraba allí, y con la suficiente confianza como para creer que pronto sería él quien sujetase las riendas de la situación, se acostó en la cama. Adquirió la postura con que se le vio en el inicio: boca arriba, con las piernas juntas y las manos, la una al lado de la otra, a la altura del abdomen, con los dedos entrelazados. Sus ojos se cerraron y su pecho abandonó el vaivén que podía producir su innecesaria respiración.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: En busca de su señor. [Privado]   

Volver arriba Ir abajo
 
En busca de su señor. [Privado]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Se busca moderadores
» En busca de criminales
» Entrevistador busca entrevistado.
» Hospital Privado
» [Prólogo]En busca de un lugar.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
+ Harmony of Times. + :: Escenarios : Inglaterra :: Mansiones y Castillos. :: Mansión Lohengrim-
Cambiar a: